17 nov. 2010

Feliz Año Nuevo

Creo que, cuando el día 2 de Enero de 2011 vaya a desayunar a la churrería de siempre y al salir no apeste a humo, voy a ser un poco más feliz. Es absurdo, por no decir dantesco, por no decir gilipollesco, por no decir hijoputesco, que, mientras estoy desayunando, haya señoras y señores fumando en mi careto.


Aprovecho la ocasión para cagarme en toda su estirpe y desearles que EJECUTOR les haga una visita y les ahume el culo como a un salmón noruego.


Salud y rocanrol!

25 jul. 2010

Parques

Los parques infantiles, como su propio nombre indica, son espacios preparados para que los más pequeños lo pasen bien. Esa es la razón por la que hay columpios, árboles, zonas de juego, bancos, minirocódromos, arena, hoyos, etc.


En paralelo, los parques infantiles se utilizan para otras actividades, que pueden perfectamente realizarse en ellos si se tiene en cuenta cual es su uso principal: comer pipas, merendar, pasear perros, fumar, hacer botellón, hacer el gamba, hacer el imbécil, etc. El problema es que los que utilizan los parques para todo esto (y más) casi nunca se acuerdan de los pequeños.


Yo lo tengo grabado a fuego en mi cabeza: en el parque de mi barrio casi no se podía jugar porque estaba lleno de yonkis, con sus porros, sus jeringas, su basura y su puñetera manía de pedirle las pelas hasta a sus hermanos.


Por eso, me sienta realmente mal llegar con mis peques a un parque y encontrármelo lleno de cáscaras de pipas, de colillas, de restos de un botellón de la noche anterior o, lo que es peor, de árboles rotos y columpios destrozados.


Y como sé por experiencia que las personas, en lo que se refiere a urbanidad, no aprenden ni a palos... EJECUTOR dáte una vuelta por los parques del mundo y, a todos aquellos que los maltraten, recuérdales dolorosamente que ese no es el camino.


¡Salud y rocanrol!

7 jul. 2010

Intransigentes

Me gusta el fútbol. Mucho. Todo el fútbol. Me gusta ir a ver partidos aunque voy menos de lo que me gustaría. Me gusta tanto ir al estadio de mi equipo de primera como bajar al polideportivo municipal a ver jugar a mi amigo David.



Yo no soy el típico forofo de nada. Me emociona que mis equipos ganen y si pierden, pues otra vez será. También me gusta el basket, adoro el balonmano, sigo el tenis, el rugby, la NFL y la pelota vasca, y me lo paso bien viendo casi cualquier deporte. No me gustan la F1, ni la Nascar, ni algunas otras actividades similares.



Respeto profundamente a todos a los que no les gusta el fútbol. Es una cuestión de gustos. A unos les gusta el pop y a otros nos gusta el metal. Ahora bien, me cago en su puta madre cuando me llaman subnormal. Así de claro.



Además, me importa tres cojones que no lo entiendan. Yo no entiendo que David Bisbal llene un estadio en sus conciertos, ni que la gente lleve gafas de pasta de colorines, ni que las personas anden tensas todo el día por su trabajo, ni mucho menos que haya personas que coman coliflor. Y no por eso opino que sean malas personas, que no entiendan lo bueno de la vida o que pierdan su tiempo o su dinero en cosas absurdas.



EJECUTOR, si tienes a bien, déjale claro a todas aquellas personas que no respetan los gustos de los demás, que ese no es el camino. Elige tú el método que a mí me da la risa.



¡Salud y rocanrol!


27 abr. 2010

Mea culpa

Algo estoy haciendo mal. A los hechos me remito.


Sin querer echarme flores, he de decir que me considero un buen padre. Esto no quiere decir nada más que hago casi todo lo que puedo porque mis peques estén bien. A veces, no es fácil tomar decisiones y aquello que decía mi padre de me duele más a mí (y que yo no me creía ni de coña) lo he llegado a sentir.


Reconozco que soy un padre un poco gritón y que no soy un dechado de calma cuando las cosas se tuercen. Reconozco que a veces me enfado demasiado rápido y que, en ocasiones, exijo a personas demasiado pequeñas que se comporten como casi adultos. Y reconozco que a veces no doy segundas oportunidades a esos renacuajos que merecen dos, tres o mil.


Sin embargo, por muy enfadado que esté no dejo que mis bestias se acuesten sin un beso o sin un choque de manos. No dejo de felicitarles por cualquier hazaña que consigan, por pequeña que sea. Saberse una palabra con la T es tan imporante o más que escalar el columpio más alto. No dudo en tirar de caramelos cuando la ocasión lo merece y procuro que pasen el mayor tiempo posible en parques, en zonas de juego o en el mismo campo. Hasta les he llevado a coger cardillos.


Hoy mi hijo mayor me ha dejado sin palabras. Justo antes de acostarse le he comentado que no nos había dado tiempo a cortar uñas y que lo dejaríamos para la tarde de mañana. Su respuesta ha sido tajante: Papi, ¿y de quién ha sido la culpa? Me ha sorprendido tanto, que casi no he sido capaz de explicarle que no es tan malo que no de tiempo a hacer cosas, que casi nada es culpa de alguien, que hay días que las cosas salen mejor que otros... en fin, esas cosas.


EJECUTOR, creo que me merezco un pescozón para que no se me olvide que debo intentar que mis hijos no sean tan negativos.


¡Salud y rocanrol!

3 mar. 2010

Anécdota de fútbol

Comentaba hoy Santi Cañizares en su twitter una historia que merece la pena contar.


Una vez apareció un jugador en un entrenamiento de la selección con unas botas blancas cuando todo el mundo las llevaba negras. El seleccionador le preguntó si eran para llamar la atención a lo que el jugador contestó: No, mi marca me ha pedido que las lleve. El seleccionador finalmente puso el dedo en la llaga:
Si lo que quiere usted es llamar la atención, ¡haga goles!

Estoy harto de ver gente que discute sobre la crisis, gente que se queja de lo mal que están las cosas, gente que grita y gente que twittea lo mal que lo hacen unos u otros... pero cada vez veo menos gente que se remangue y se meta al río a sacar los peces.


EJECUTOR da ejemplo y ponte a currar. Me vas eliminando a quejicas, vagos y chorizos, a ver si así, siendo menos pero mejores podemos vivir un poquito mejor.


¡Salud y roncanrol!

31 ene. 2010

En todos los sitios hay idiotas

Anoche estuve en un concierto de rock. Barón Rojo tocaba con su formación original después de casi 20 años de separación. 2500 personas dispuestas a darlo todo, entre las cuales se encontraban unos pocos idiotas empeñados en tocar los cojones al resto. No sé si es que me hago mayor y tengo menos aguante o que tontos hay en todas partes, pero odio:

  • a los que se quitan la camiseta sudando como cerdos en medio del barullo

  • a los que menean los brazos al ritmo de la música con un cigarrillo encendido

  • a los que empujan a mala leche y sin mirar para pasar delante cuando el concierto ya está empezado

  • y, sobre todo, a los que tiran cerveza; a éstos los mataba gratis


A todos ellos pongo en tus manos, EJECUTOR para que endereces su camino.



¡Salud y mucho, mucho, mucho rocanrol!