30 dic. 2009

Ya sé para qué sirve un tanga

Hasta ayer mismo yo pensaba que un tanga era una tirita de tela que puesto en un cuerpo femenino queda supermono pero que en mi propio cuerpo sólo causa incomodidad, rechazo y desasosiego. Sin embargo, he descubierto que los tangas son muy útiles. Me explico.


De un tiempo a esta parte, viajar en avión se ha convertido en un coñazo. auténtico. No por el hecho de volar en sí mismo, que también, dependiendo de la compañía con la que vueles; sino por el mal rato que pasas desde que sales de tu casa hasta que llegas a tu asiento del avión.



  1. Llegar al aeropuerto. Con dos horas de adelanto, eso sí. En tu coche es inviable salvo que te sobre el tiempo y la pasta. O bien enmarronas a alguien (tu padre siempre es un buen candidato) o bien coges un taxi, suponiendo que no haya huelga. Cuenta con x por el trayecto, cuando x tiende a infinito, más y por cada maleta, más z por suplemento. !Una ruina!

  2. Facturar. Encuentra tu mostrador. Cómete una fila a la española, es decir, si una fila normal es de una persona detrás de otra, una fila española es un burruño de gente descolocada donde cada uno sabe detrás de quién va. Saca el billete y el DNI. Explícale a nosequién que la maleta la has hecho tú y que no llevas ni espadas, ni fusiles, ni explosivos plásticos. ¡Ah! y que te he dicho no me des pasillo, que quiero ventanilla, ¡copón ya!

  3. Pasa el arco de seguridad. Quítate todo lo metálico: las botas, las pulseras, el cinto, el marcapasos... Deja todo lo de los bolsillos en una palangana. Bébete todo lo líquido no sea que lo vayas a explotar. Pon la mochila en la cinta. ¡Meeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerb! Y pita. Se me ha olvidao el colgante de hacha de Conan. ¡Meeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerb! Y pita. Quítate las gafas. ¡Meeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerb! Y pita. La botonera del pantalón... Finalmente pasas, en gayumbos y calcetines, pero pasas. Vístete y tómate algo, que te queda hora y media para embarcar.

  4. Espera, tocata y fuga. Son las 6:17. Todo cerrado. Ni un café te puedes tomar. Hay máquinas de agua a 2€ la botella de 50cl. Te compras el jueves. Has llegado el prmero y cuando te das cuenta se ha formado una fila normal, no española, y ahora eres el último. Pasas al avión y discutes con una señora de gafas porque dice que has movido su maleta. Resoplas y te sientas. ¡Señor, dame paciencia, porque como me des fuerza no dejo títere con cabeza!


No es necesario pasar por todo esto. EJECUTOR, mete todas tus cosas en una maleta, la más grande que tengas. Déjate el billete, el DNI y una tarjeta de crédito que funcione en una mariconera. Ponte un tanga, de leopardo si tuvieras o tuvieses, y vete al aeropuerto. Verás como cada paso deja de ser un infierno para convertirse en un rápido trámite. Y si no, tú ya sabes cómo poner orden.


Salud, rocanrol y feliz 2010