3 jul. 2011

Indeseables

Sí, soy monotemático. Sólo sé hablar de correr. Como ya escribí, estoy más enganchado a mis zapatillas que Robocop a las pilas alkalinas.

Pues bien, en mis andanzas por caminos, carreteras y carreras varias me he encontrado con muchos indeseables. Decenas, cientos, miles... ¡millones¡ Ya lo dijo Einstein... Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Del Universo no puedo decir nada sin consultarlo con Punset. En cuanto a la estupidez humana os daré mi top cinco de los elementos y elementas más indeseables que me he encontrado en mis entrenamientos y carreras:

  1. Familias que ocupan todo el camino
    Da igual el ancho de la vía: un metro, dos, diez... siempre te encuentras al típico grupito de abuelos, padres, tíos, niños y niñas que ocupan toooooooodo el ancho de la vía por la que corres. Y si no, siempre nos quedarán diez o doce chabales y chabalas camino de su botellón. Pero si yo ocupo poco... ¡Abrid hueco, copón¡
  2. Fumadores que esperan a que pases para echar el humo
    Cruyff decía que el mejor cigarro era el del descanso, pero él elegía fumárselo. Yo no soy el típico talibán antitabaco, pero a cada capullo o pedorra que me echan el humo mientras corro se merece que le inserten su cigarro por el orto (y me acuerdo de EJECUTOR en este momento)
  3. Los del perro con la cuerda kilométrica
    Si yo quisiera saltar, haría 3000 obstáculos y no carreras populares. Si tiene usted un perro, llévelo atado y cerca de usted y no a 20 metros de distancia sin hacerle caso.
  4. Ancianas, cojos y caracoles que cruzan la calle en plena carrera
    Me faltan las palabras, no sé qué decir acerca de estos especímenes. Es más extraño no encontrarse un cojo cruzando Serrano en la San Silvestre que ver a Rouco Varela en una carroza del orgullo gay (y no vale decir que Paco Clavel y él son la misma persona).
  5. Voceras, pregineros y charlatanes
    Te amargan las carreras. Desde que dan la salida hasta que cruzan la meta se hacen el gracioso, dan voces, se gritan los unos a los otros... Tienen una colleja de libro (y me vuelvo a acordar de EJECUTOR)

Y ya me callo. Saludy rocanrol.