12 abr. 2009

No paran

Llevamos una semana rodeados de tambores, procesiones, películas religiosas y atascos, y no he oído a nadie quejarse del braseo sufrido. Y todo porque unos cuantos millones de locos celebran la supuesta muerte de un supuesto señor al que supuestamente le dieron hasta en cielo de la boca por supuestamente decir cosas que supuestamente no convenían en ese momento de la historia. O algo así. Y para celebrarlo, unos se flagelan, otros ven películas con tanta sangre que asustarían al mismísimo cara de cuero y otros se chupan kilómetros de atascos para no bañarse en un playa en la que siempre llueve por estas fechas. Y, los que se quedan en casa, no pueden hacer la compra porque está todo cerrado menos el Opencor del barrio, donde te crujen por cualquier cosa que no sea prensa o pan.


No contento con tanto martirio, John Sentamu, el arzobispo anglicano de York, en el Reino Unido, pide que no haya fútbol en semana santa. Según he leído, a este señor no le ha gustado nada de nada que hoy se jugasen los partidos Aston Villa-Everton y Manchester City-Fulham. ¡Manda narices!


Luego tengo que aguantar que me digan que no me meta en las cosas de la iglesia, que no me incumben porque no practico. Pero ellos sí se pueden meter en todo. EJECUTOR, no defraudes a todos estos que quieren sufrir. Saca el látigo y a trabajar.


Salud y rocanrol!!!

11 abr. 2009

3 adioses en una semana

Todos los días muere gente y todas las semanas se va alguna persona famosa. Esta semana han sido tres. Dos de ellas estuvieron conmigo durante mi infancia y la otra en mi juventud.


Hoy ha muerto Corín Tellado. Jamás he leído una de sus novelas y no creo que lo haga nunca, pero he debido de comprar varias decenas de ellas para mi madre. En los 80, cuando mi familia vivía con el sueldo de un padre obrero y las pelillas que sacaba una madre costurera, yo bajaba al kiosko del barrio a cambiar novelas de Marcial Lafuente Estefanía (de tiros, las llamaba mi padre) para él y de Corín Tellado para ella. El kiosko ya no existe y casi no bajan niños a jugar a la calle peatonal donde estaba. En aquellos tiempos éramos muchísimos.


El martes murió Maritrini. No la recuerdo ni una canción alegre pero mis padres la escuchaban con auténtica devoción. Llegó un punto en que los cantantes de su estilo dejaron de salir en la tele y, poco a poco el resto también. Hasta la semana pasada yo perseguía la mítica camiseta que sacaron en tiendas Tipo con el anagrama de Martini pero con una i de más para poder leer Maritrini. Hoy me da un poco de cosa.


Y el lunes murió el Chano Lobato. Lo descubrí ya mayor en un Espárrago Rock. Creo que fue en el '99, junto a Sepultura, Anthrax, Maldita Vecindad, Zebda... Con 70 años el tío se emocionó al ver en su concierto tanta gente joven con los pelos de colores y con pintas de todo menos de flamencos y se entregó de inicio a fin. Así pasó, que lo jaleamos como a ningún otro. Luego lo vi en Alcobendas en un festival flamenco y fue otra cosa.


En fin, que les vaya bien y que nos esperen muchos años. EJECUTOR Disfruta del puente que ya tendrás tiempo de soltar la mano.


Salud y rocanrol.