30 sept. 2009

Ojo por ojo...

Llevaba un tiempo viendo cómo, en el camino que sigo para llevar a mis peques al cole, desaparecía un cerrete y aparecían grúas, ladrillos y hormigón. El lugar estaba descuidado y dentro de un entorno bastante chulo, así que era posible que, pasado el trago de la obra, el resultado final fuese razonablemente bueno.


Sin embargo, no han podido resistirlo y se han calzado las varias decenas de chopos que rodeaban el lugar. ¡No han dejado ni uno!


En ese camino le he enseñado a Hugo los árboles y los colores. Para nosotros, el árbol verde es el pino, el marrón es la encina, el azul (sí, el azul) es el abeto, el rosa es el almendro, el blanco es el chopo y el triste (que no es un color, pero también vale) es el sauce. Ahora tenemos un color menos con el que jugar.


EJECUTOR, pásate por la zona y ojo por ojo. Chopo cortado, gaznate rebanado suena demasiado fuerte?


En fin, con tristeza, salud y rocanrol.

4 sept. 2009

Biodegradable y biodesagradable

Vengo de pasar unos días en Asturias, de comer fabes, beber sidra, respirar aire limpio y bañarme en agüita fresca. Aún en este entorno tan favorable para la paz y la alegría, como reza un azulejo recuerdo de nosedonde que hay en un bar de mi barrio, hay personas que te joden el día.


No comprendo qué puede pasar por la cabeza de una persona que pasea por los Lagos de Covadonga cuando decide tirar la colilla del cigarro que se está fumando al suelo. No entiendo en qué está pensando un individuo que termina su bolsa de patatas mientras sube a Bulnes y la tira a las zarzas. Y no me cabe en la cabeza que a nadie se le pueda ocurrir tirar su botella de agua vacía al hilillo de agua que baja junto a él camino de la playa de Andrín.


En fin, esto demuestra que los tontos llegan a cualquier parte y que EJECUTOR no puede permitirse el lujo de tener vacaciones pues hay mucho descerebrado que necesita trepanación.


Salud y rocanrol.